2341
Home » Justicia y Paz » Nuestro compromiso con el anti-racismo y la “Comunidad amada”

El mural de Black Lives Matter en el epicentro de Portland. Foto por drburtoni via FLickr

El consejo de liderazgo de las hermanas de Maryknoll, padres y hermanos de Maryknoll, y misioneros laicos Maryknoll emitió la declaración “Un llamado a la transformación anti-racista en los Estados Unidos” el 10 de Junio, 2020 Maryknoll Lay Missioners continúa reflexionando sobre lo que esperamos es un momento kairos de transformación – para nuestra asociación, la Iglesia, la nación y el mundo – que nos llevará a no aceptar más, el racismo como un hecho


 Sin importar dónde vivimos en este mundo, el mal del racismo aqueja a cada persona. El racismo intitucional, estructural y sistémico fomenta la desigualdad con respecto al poder, oportunidad, riqueza, empleo, acceso a la salud pública y educación, el medio ambiente, seguridad y muchas otras áreas. Los pecados de la supremacía y priviegio blanco sirve únicamente para dividir y dañar a lo que el Rev.Martin Luther King, Jr. se refiere como la Comunidad amada

La Comunidad amada es una visión global en la cual todas las personas pueden disfrutar de los regalos de la tierra. En la Comunidad amada, la pobreza, el hambre y las personas sin techo no serán tolerados porque los criterios de la decencia humana no lo permitirán. El racismo y toda forma de discriminación, intolerancia y prejuicio será reemplazado por un principio totalmente inclusivo de hermandad y fraternidad.

Creemos que un avance real hacia esta visión de una familia humana y justicia global es posible, pero  haciendo eco a la declaración conjunta de Maryknoll  solo con tristeza y expiación sincera por nuestros errores de comisión y omisión, seguido por una conversión basada en un profundo compromiso de solidaridad y acción concreta y sustancial.

RECONOCIENDO NUESTROS PROPIOS PECADOS

“Inspirados por la misión de Jesús de vivir y trabajar con las comunidades pobres en África y en las Américas, respondiendo a las necesidades básicas y ayudando a crear un mundo más justo y compasivo” (la declaración conjunta de Maryknoll Lay Missioners), nosotros también mantenemos la postura de una visión en la cual aspiramos a llegar a ser “una organización dinámica antirracista que refleje la riqueza étnica y cultural de la Iglesia Católica en los Estados Unidos y el mundo”(Declaración de la visión de Maryknoll Lay Missioners).

Reconocemos que muy a menudo no hemos alcanzado estos ideales. Muy a menudo, directa o indirectamente  con nuestro silencio o incapacidad para actuar  hemos perpetuado las mismas políticas y perspectivas contra las cuales luchamos.

Reconocemos la realidad histórica de los enfoques paternalistas hacia la misión en la Iglesia Católica, a través de los cuales la gente blanca eurocéntrica ingresó a espacios predominantemente de color, con el propósito de alterar tales espacios. Esta es nuestra historia y un legado que debemos esforzarnos activamente en superar.

También reconocemos que al interior de Maryknoll Lay Missioners, nuestros misioneros de color y de otras nacionalidades, como voz minoritaria, no han recibido siempre el espacio que merecen a pesar, a veces, de su cercana proximidad a las poblaciones con las cuales trabajamos. Del mismo modo, las comunidades que nos acogen no siempre han sido plenamente consideradas en las decisiones que afectan la manera cómo interactuamos con ellas.

Si bien nuestras intenciones han sido buenas, nuestras acciones típicamente reflejaban las prácticas de la época. Reconocemos que el sistema de creencias blanco eurocéntrico, ha moldeado a menudo nuestro trabajo,a pesar de acoger completamente en Maryknoll Lay Missioners, a familias de todas las culturas.

Creemos que esto disminuye nuestra habilidad de escuchar y acompañar en lo que Maryknoll ha llamado “los campos lejanos” cuando nuestra perspectiva institucional es inculcada históricamente en nuestras prácticas. Reconocemos que tenemos que desaprender y aprender, y reorientar nuestras acciones y modos de pensar, en solidaridad con nuestro equipo diverso de misioneros y personas negras, indígenas y otras personas de color por todo el mundo.

Sinceramente y con humildad, pedimos perdón por nuestros pecados y nuestros errores, nuestros actos racistas presentes y pasados, y nuestro silencio e incapacidad de actuar cuando se esperaba algo más de nosotros.

Por la gracia de Dios, pedimos ser un instrumento de cambio mientras nos esforzamos en reflejar fielmente nuestra misión, nuestra visión, y nuestro objetivo respecto a diversidad, igualdad y antirracismo.

NUESTRO COMPROMISO EN MARYKNOLL LAY MISSIONERS ES RESISTIR EL RACISMO.

Mientras nos esforzamos por profundizar nuestra solidaridad con nuestras hermanas y nuestros hermanos marginados por el racismo, …

  • Nos comprometemos a examinar nuestra complicidad en el pecado de racismo, para expiar nuestros pecados y abrirnos valientemente a la gracia y el don del trabajo creativo de Dios, por un cambio interno.
  • Con nuestra compasión y oraciones, nos comprometemos a acercanos más a quienes sufren y lloran por los efectos del racismo.
  • Nos comprometemos a escuchar sinceramente con mentes y corazones abiertos y salir de nuestros espacios habituales para estar presentes y en silencio, en la realidad de nuestros hermanos y hermanas negros, indígenas y otras personas de color, muy a menudo ignorados.
  • Nos comprometemos a compartir el dolor, el enojo y la frustración de las personas negras, indígenas y otras personas de color uniéndonos a ellos para expresar la verdad al poder, con Black Lives Matter y otros movimientos alrededor del mundo que se esfuerzan por desmantelar el sistema de injusticia, desigualdad, y racismo que existe en nuestras instituciones.
  • Nos comprometemos a profundizar nuestras reflexiones con nuestros misioneros y personal, sobre racismo y privilegio blanco.
  • Nos comprometemos a encaminarnos hacia un espacio de diversidad, igualdad e inclusión, invitando a expertos a unirse a nosotros para procurar el cambio sistémico y sostenible en nuestra organización.
  • Nos comprometemos a un continuo discernimiento de nuestro llamado colectivo de “amar a Dios con todo nuestro ser, y a nuestros prójimos como a nosotros mismos.”

Alcen las voces y canten
Hasta que la tierra y el cielo resuenen
Resuenen con armonías de libertad
Dejemos que nuestro júbilo se eleve
Tan alto como los cielos que escuchan

Lift Every Voice and Sing por James Weldon Johnson y J. Rosamond Johnson

Que podamos nosotros  y la familia entera de DIos  abrirnos al aliento de Dios y que nuestros corazones se inunden de amor, que nuestra voluntad sea la voluntad de Dios, y que nuestro trabajo colectivo nos lleve a ser la amada Comunidad que Dios desea para nosotros.

Maryknoll Lay Missioners, 1 de julio, 2020


Descubra más sobre Maryknoll Lay Missioners Anti-Racism Task Force, los recursos y fuentes que estamos usando, y los pasos iniciales que estamos tomando como organización.

Racism Task Force, the resources we are using, and initial steps we are taking as an organization.

Maryknoll Lay Missioners Maryknoll Lay Missioners
Trabajando junto a los que viven en los márgenes de la sociedad por un mundo más justo, compasivo, y sostenible en África, Asia, y las Américas.