2341
Home » Nuestra misión/visión/valores

Nuestra Misión

Declaratoria de Misión

Los Misioneros laicos Maryknoll (MKLM) es una organización inspirada en la misión de Jesús de vivir y trabajar con las comunidades pobres en África, Asia y las Américas, respondiendo a necesidades básicas y ayudando a crear un mundo más justo y compasivo.

Declaratoria de Visión

Somos una comunidad católica laica llamada, a través del bautismo a testimoniar el Evangelio de Jesucristo, atravesando fronteras de cultura, nacionalidad y fe, para unir nuestras vidas con los empobrecidos y oprimidos de la tierra. Junto a ellos, discernimos sobre la presencia del espítiru de Dios en toda la creación y en las diversas culturas y religiones del mundo, y trabajamos en pos de la liberación humana y diálogo interreligioso en África, Asia y las Américas.

Luchamos juntos por la justicia, la paz y la plenitud de la vida, por tanto nuestros ministerios son ofrecidos como respuesta a las necesidades de las personas con las que vivimos y trabajamos, y con respeto por la integridad de toda la creación.

Nos nutrimos de la revelación de Dios en el mundo que nos rodea, en nuestras relaciones, y en las Escrituras, así como también de nuestra reflexión, oración y eucaristía comunitaria. Estamos inspirados en la Doctrina Social de la Iglesia, y asentados en la historia y el espíritu de nuestra familia Maryknoll de misión. Al creer que todas las personas están llamadas a la misión, activamente promovemos el rol de la laicidad. mientras nos comprometemos a compartir este camino con equipos eclesiales de sacerdotes, hermanas y hermanos religiosasy laicado.

Desafiamos las estructuras y los sistemas injustos, buscando la transformación de los mismos poderes que crean y se benefician de la marginalización de comunidades, y nos comprometemos a llegar a ser una organización dinámica, antirracista, en este milenio, que refleje la riqueza étnica y cultural de la Iglesia católica de los Estados Unidos y del mundo.

La vida de Jesús nos manda a amarnos unos a otros y a crear un mundo más justo y compasivo. Incluso en medio del pecado, sufrimiento y muerte, celebramos la santidad de la vida diaria y proclamamos la esperanza de la resurrección.

Estamos agradecidos con las comunidades que nos envían, con las personas que nos reciben, y con aquellas cuyo apoyo hace que nuestro trabajo sea posible. Nos comprometemos a ser responsables uno con otro, con la gente con la que trabajamos, y con nuestros benefactores.

Valores Fundamentales

A partir de una consulta mundial de los Misioneros Laicos Maryknoll realizada en el año 1994, cuando MKLM se convirtió en una organización independiente, ocho valores emergieron como esenciales para nuestra identidad organizativa. Estos valores están basados en los ministerios y la espiritualidad vivida de nuestros misioneros, y se impregnan en todos los aspectos de la vida de misión de los MKLM.

Valores del Evangelio

Nuestra vocacion misionera nos llama a trabajar por el reino de Dios, tal como Jesús predicó y trabajó por ello.

Opción por los Pobres

Jesús adoptó una postura radical con su opción preferencial por los pobres, marginalizadosy oprimidos de su sociedad. Los misioneros laicos Maryknoll eligieron un trabajo que nos sitúa en directo con los pobres, los excluídos y los sin voz.

Conversión

Cada paso en el camino misionero nos llama hacia una experiencia más profunda de sufrimiento y resiliencia humana. Y a medida que descubrimos a Dios en medio de los pobres del mundo, nos sentimos llamados al arrepentimiento, a la nueva esperanza y fe renovada.

Testimonio

Estamos comprometidos a vivir positivamente y de manera no violenta. Nuestras vidas se centran en la oración, la comunidad y el servicio, y el compromiso de poner nuestras vidas de acuerdo al mandato del Evangelio.

Transcultural

Trabajamos en colaboración con la gente del lugar. Si bien buscamos lugares donde nosotros creemos que nuestros talentos y experiencia pueden contribuir a la comunidad local, también procuramos que cada lugar de misión ofrezca una oportunidad de interactuar con las personas del lugar y acceder a la cultura local de una manera profunda y transformadora.

Comunidad

La comunidad nos llama a vivir reflexivamente, y nos convoca hacia una vida que sea plenamente consciente. La comunidad también nos permite discernir, si como grupo somos testimonio del Evangelio, acompañamos genuinamente al pobre y si hacemos todo lo que creemos que Dios pide de nosotros. Una comunidad vivificante nos ayuda a crecer en nuestra vocación misionera.

Equipos Eclesiales

Todos los católicos estamos llamados, por el bautismo, a participar en la misión universal de la Iglesia. En respuesta al llamado bautismal, los Misioneros Laicos Maryknoll fue creada como una asociación de los fieles, abierto a personas laicas, sacerdotes, hermanas y hermanos religiosos. Trabajando juntos, intentamos nutrir la opción vocacional de cada miembro, al mismo tiempo que nos fortalecemos y enriquecemos desde nuestra diversidad

Construyendo Puentes conla Iglesia de los Estados Unidos

Los misioneros laicos van a sus puestos asignados de misión como representantes de la Iglesia católica de los Estados Unidos y son subvencionados por gente católica de los Estados Unidos. Tenemos por tanto, cuando regresamos a los Estados Unidos, la responsabilidad de difundir nuestra experiencia misionera. Respetamos a nuestros benefactores mediante un manejo cuidadoso y responsable de los recursos que nos son entregados. Y les restituímos con las riquezas espirituales que hemos obtenido mediante nuestra propia conversión contínua, en medio de los pobres del mundo.